Superamos las 288.000 visitas!!! Gracias por estar... Visita, suscríbete, comenta, recomienda y regresa a: El Juego de Filosofar / / / No olvides que cada click en la publicidad ayuda a mantener este sitio para vos.

domingo, 19 de febrero de 2012

Dos años jugando a filosofar


Parece que hubiera sido ayer cuando se me ocurrió abrir este espacio de reflexión y hoy ya hace exactamente dos años de ese momento. Muchas cosas han pasado y sinceramente espero que muchas cosas más sucedan para crecimiento de todos. En estos dos años El Juego de Filosofar a cambiado su apariencia algunas veces, aunque manteniendo siempre su vocación principal con la que surgió, a saber, hablar de filosofía de manera clara y sencilla animando a todos los interesados a reflexionar por su propia cuenta sobre la realidad en la que estamos inmersos.

En este segundo año publiqué 23 entradas de temas diversos alcanzando un total de 88 entradas. Cambié el sistema de etiquetas para que fuera más fácil encontrar los temas de su interés a partir de palabras claves, aunque manteniendo también la clasificación por temas generales como “Historia de la filosofía” o “Reflexiones filosóficas”.

Gracias a su lectura y participación en este último año el blog recibió 39 comentarios llegando a tener 99 comentarios en total en sus dos años de vida. Esto es fundamental para este espacio ya que creo que el conocimiento no se produce en soledad sino con otros en el debate de ideas.

Hace poco abrí una página en la que pueden hacer las sugerencias que crean convenientes para el crecimiento del blog. También encontrarán una página con las Efemérides Filosóficas que una vez supieron estar en el blog, pero por problemas técnicos a la hora de cargarse la página en dispositivos móviles se retiró.

En cuanto a números El Juego de Filosofar ha tenido en este segundo año de existencia 29.189 visitantes, 14.237 visitantes más que en su primer año, alcanzando un total de 44.141 visitantes al 18 de febrero de 2012. Estas visitas han provenido de 85 países alrededor del mundo, 20 países más que en el primer año. Entre todos los países que han visitado el sitio los cinco primeros puestos son para: en primer lugar, México; en segundo lugar, Colombia; en tercer lugar, Argentina; en cuarto lugar, España; y por último, en quinto lugar, Chile. Estos datos, obtenidos de Google Analytics nos dicen que el blog crece de la mano de ustedes. Gracias por acompañarme con su lectura, sus comentarios y sus recomendaciones. Sigamos creciendo juntos, jugando a filosofar. ¡¡¡Por muchos años más!!! ¡¡¡Gracias!!!

sábado, 11 de febrero de 2012

Leyes SOPA y PIPA: dinero, control y poder

¿Qué es lo que se encuentra verdaderamente en juego detrás de la voluntad de imponer unas leyes como SOPA y PIPA? ¿Por qué tanto alboroto? Tomémonos un momento para analizar y reflexionar sobre esto. Comencemos primero por ver que significan estas siglas que en español hasta gracia nos podría dar. Pues bien, SOPA (Stop Online Piracy Act) es la ley de prohibición de la piratería en línea, mientras que PIPA (Protect Intellectual Property Act) es la ley de propiedad intelectual. Las intenciones de estas leyes serían, a primera vista, la eliminación de la piratería online de películas, música, libros y demás obras o productos culturales protegidos por la propiedad intelectual y los derechos de autor, a través del otorgamiento de facultades casi extraordinarias al Gobierno. Otro punto fuertemente cuestionado es la extensión de la cadena de responsabilidad de dichas obras desperdigadas por la red. De esta forma, cualquier usuario que comparta, aunque sea un link de descarga, sería responsable por aquello que “ilegalmente” estaría compartiendo o “traficando”. Dicho de otra manera y en pocas palabras, la ley SOPA buscaría eliminar toda posibilidad, o al menos esa es su intención, de intercambio de bienes culturales online que no pasen a través de una caja registradora.

Identifiquemos ahora los extremos del debate y la discusión. En un extremo tenemos al Gobierno de los Estados Unidos representado por su congreso en el cual fueron propuestas estas leyes para su debate. En el otro extremo tenemos a los usuarios que utilizan internet, comparten links y descargan archivos de diversa índole. Y en el medio podemos encontrar, por un lado, las grandes compañías que se dedican a producir y distribuir contenidos, tales como la industria cinematográfica, la industria musical, la industria editorial, etc. Por otro lado están los web hostings, grandes sitios en los que se depositan, como en grandes almacenes, productos culturales para ser compartidos por los usuarios. A su vez están también los buscadores como mediadores entre los contenidos y los usuarios. Y tenemos también, porque no, al “artista” o autor que produjo dichos bienes culturales. Resumiendo, las partes en cuestión son: Gobierno, Usuarios, Industrias, Web hostings, buscadores, y “autores”.

Una vez identificadas las partes involucradas veamos cuales son los temas en cuestión. En primer lugar, los derechos de autor, muy válidos por cierto. Luego, los derechos de los usuarios a consumir, en sentido amplio, los bienes culturales que estén a su alcance de manera libre y responsable. Después, los derechos de las grandes industrias a producir, distribuir y comercializar sus productos culturales percibiendo una ganancia o rédito económico por ello. También, el derecho de los web hostings a alojar contenidos de sus usuarios y el derecho de los buscadores a mediar entre dichos contenidos y los usuarios. Finalmente la obligación del Estado de asegurar todos estos derechos independientemente de factores políticos y económicos.

Entonces, la cuestión o problema sería que las grandes industrias acusan a la red en general, y a los web hostings en particular, de posibilitar, facilitar e incentivar el “tráfico” de bienes culturales generando pérdidas económicas importantes para ellos y para los autores de dichos contenidos. Los web hostings y los buscadores alegan que ellos son meramente medios para que los usuarios compartan sus contenidos sin controlar de quien...
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina