Superamos las 231.000 visitas!!! Gracias por estar... Visita, suscríbete, comenta, recomienda y regresa a: El Juego de Filosofar / / / No olvides que cada click en la publicidad ayuda a mantener este sitio para vos.

domingo, 18 de julio de 2010

Eyeborgs (2009)

El argumento de esta película transcurre en un futuro no muy lejano en el que el gobierno de los Estados Unidos ha implementado una ley denominada “Freedom of Observation” o “Libertad de Observación” en vistas a combatir el crimen y sobre todo el terrorismo. Con esta ley se unifican todas las cámaras de vigilancia, públicas y privadas, conformando una red nacional de vigilancia continua de todos los habitantes. Esta red recibe en nombre de ODIN (Optical Defense Intelligence Network – Red óptica de defensa inteligente) la cual no solo observa por medio de los eyeborgs o cámaras móviles, unos pequeños robots como ojos, y otros un poco más grandes como arañas, sino que también monitorea las comunicaciones internas, telefonía, mensajería, etc., bajo la excusa de prevenir el crimen.

Hasta aquí el planteo de la película no estaría precisamente alejado de la realidad más allá de los robots inteligentes. Ahora bien, la película ha sido caratulada como de ciencia ficción. Sin decir otra cosa que lo que ya están pensando, que los robots toman el control, no digo más del argumento para no arruinarle la película a aquellos que quieran verla.

Lo interesante de este film es justamente esta visión de una sociedad en la que se ha perdido completamente la privacidad y con ella la libertad. En un momento se plantea la dicotomía entre seguridad y libertad y de cómo bajo el pretexto de la seguridad los ciudadanos están dispuestos a renunciar a su libertad. De allí la frase citada de Benjamín Franklin, “Los que ceden la libertad por seguridad, no merecen ni libertad ni seguridad”. La cuestión sería la vigilancia continua junto con la realización del sueño de todo gobierno totalitario, esto es, la intromisión en la mismísima...
...intimidad de sus ciudadanos. Otra idea interesante que es planteada en la película es la siguiente: “no vemos con nuestros ojos sino con los ojos de las cámaras”. Esto revela la parcialidad de lo que vemos y como, de alguna manera, la información que recibimos de una cámara es de segunda mano pudiendo haber sido alterada.

Esta película es otro intento por mostrar una sociedad hipervigilada en la que se encuentra comprometida la libertad de sus ciudadanos. Algo no muy extraño en nuestras ciudades actuales en las cuales somos observados por cámaras, sin saber quien está del otro lado, casi continuamente, en las calles, en los negocios, en los bancos, etc. Una buena película para hacernos reflexionar sobre las ventajas de la seguridad y los precios que ella trae consigo.

2 comentarios:

ojoaguila dijo...

¿La realidad supera la ficción...o la ficción se convierte en realidad o ambas inclusive?muy bueno tu articulo.Un abrazo.

Armando dijo...

Me parece que un poco de ambas cosas. Gracias por tu lectura y comentario. Saludos.

Publicar un comentario

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina