Superamos las 236.000 visitas!!! Gracias por estar... Visita, suscríbete, comenta, recomienda y regresa a: El Juego de Filosofar / / / No olvides que cada click en la publicidad ayuda a mantener este sitio para vos.

domingo, 31 de octubre de 2010

“La miseria del historicismo” de Karl Popper

Podríamos decir que el núcleo central de la problemática que Popper trabaja en el texto, “La miseria del historicismo”, es el demostrar que el historicismo es un método indigente, es decir, totalmente estéril. De esta manera da cinco claves para comprender esta demostración. Estas claves son: 
  1. “El curso de la historia humana está fuertemente influido por el crecimiento de los conocimientos humanos.”
  2. “Es imposible predecir, racional y científicamente, el crecimiento futuro de los conocimientos científicos.”
  3. “Es imposible predecir el futuro de la historia humana.”
  4. “No puede haber una teoría científica del desarrollo histórico.”
  5. “El historicismo cae por su falta de fundamento racional o científico”. [Cf. POPPER, Karl, La miseria del historicismo, Taurus, Madrid, 1973, p. 12.]

Una vez explicitadas estas claves o intenciones que el autor se propone demostrar a lo largo de la presente obra, podemos analizar la estructura de la misma. Este libro se divide en cuatro capítulos, a saber: I. Las doctrinas antinaturalistas del historicismo; II. Las doctrinas pronaturalistas del historicismo; III. Crítica de las doctrinas antinaturalistas; IV. Crítica de las doctrinas pronaturalistas. 

Las doctrinas o escuelas pronaturalistas o también llamadas por Popper, positivistas, están a favor de la aplicación de los métodos de la física a las Ciencias Sociales, mientras que los antinaturalistas o negativistas se oponen al uso de dichos métodos en las Ciencias del Espíritu.  

Según Popper el historicismo es “…un punto de vista sobre las ciencias sociales que supone que la predicción histórica es el fin principal de estas, y que supone que este fin es alcanzable por medio del descubrimiento de los ‘ritmos’ o los ‘modelos’, de las ‘leyes’ o las ‘tendencias’ que yacen bajo la evolución de la historia.”[POPPER, Karl, Op.Cit., p. 17] 

De esta manera, una vez aclarado qué es el historicismo para Popper y en qué consisten las escuelas antinaturalistas y pronaturalistas, el autor desarrolla en primer lugar, aquello que según él, el historicismo no comparte con los métodos de las ciencias físicas. Luego procede a mostrar aquello que si comparte con las ciencias físicas. Finalmente realiza una crítica a una y otra postura.

El primer elemento que las doctrinas antinaturalistas del historicismo rechazan es...
...el principio de generalización. “Este principio, al que se supone válido a través del espacio y el tiempo, es considerado como la base del método de la física.”[POPPER, Karl, Op. Cit.,  p. 20] Los antinaturalistas están en desacuerdo con el uso de este principio porque, según sostienen, las uniformidades de las ciencias sociales son muy distintas a las de las Ciencias Naturales. Las uniformidades sociales cambian por medio de la misma actividad humana, de un periodo histórico a otro.

Además del principio de generalización, están en desacuerdo con el método experimental y esto porque los experimentos sociológicos a gran escala nunca son experimentos en el sentido físico. No están hechos para hacer progresar el conocimiento como tal sino para conseguir el éxito político. En otras palabras, tiene un fin más bien práctico. Es por esto que podemos decir que las Ciencias Sociales están dentro de la línea explicativa a diferencia de las ciencias naturales que están en la línea comprensiva. 

Están también en desacuerdo las doctrinas antinaturalistas con el principio de novedad, de complejidad, de inexactitud de la predicción, de objetividad y valoración, y con el método cuantitativo. Por razones de tiempo solo desarrollaremos de estos últimos, el problema del método cuantitativo. Según da a entender Popper, el método de las Ciencias Sociales debería consistir en la realización de una descripción de la sociedad y de su funcionamiento sin emitir juicio valorativo alguno. 

“…la tarea del sociólogo es dar una explicación causal de los cambios sufridos en el curso de la historia por entidades sociales…”[POPPER, Karl, Op. Cit.,  p. 39] 

Por tanto, las leyes del comportamiento de estas entidades sociales no pueden ser cuantitativas sino cualitativas. No podemos hablar en las Ciencias Sociales de cambio sin suponer una esencia que no cambia. A esto Popper lo llama esencialismo metodológico, consistente en describir clara y propiamente a las entidades sociales, distinguiendo lo esencial de lo accidental. 

Ahora bien, todo lo dicho anteriormente corresponde al planteo de las doctrinas antinaturalistas del historicismo. Por otro lado las doctrinas pronaturalistas del historicismo, es decir, las que encuentran algo en común entre las ciencias sociales y las ciencias naturales, afirman que tanto la sociología como la física son ambas una rama del conocimiento que intentan ser al mismo tiempo empíricas y teóricas. Como ciencias teóricas tiene que explicar y predecir acontecimientos con la ayuda de teorías o leyes. Como ciencias empíricas han de estar corroboradas por la experiencia.

De aquí se desprenden los problemas de la predicción en el ámbito de las Ciencias Sociales. La deficiencia en la predicción en las Ciencias Sociales “…nace de la complejidad de dichos acontecimientos”. [Cf. POPPER, Karl, Op. Cit.,  p. 51]

Con la observación sucede otro tanto ya que “…la historia, política o social, es la única fuente empírica de la sociología.” [POPPER, Karl, Op. Cit.,  p. 53] La ciencia social no es nada más que historia y consiste en el estudio de las fuerzas que operan sobre el desarrollo social, y sobre las leyes de este desarrollo. [Cf. POPPER, Karl, Op. Cit.,  p. 20] 

Según los historicistas se le reconoce a las Ciencias Sociales una tarea práctica. Es en este terreno donde se ubican estos y sus oponentes y donde se ubica también el autor que nos ocupa para realizar su crítica, afirmando la pobreza del método historicista. 

Las Ciencias Sociales se han desarrollado a través de las críticas de las propuestas de mejoras sociales, o más precisamente a través de determinados intentos de descubrir si cierta acción económica o política tiende o no a producir un resultado deseado. [POPPER, Karl, Op. Cit.,  p. 72] 

De esta forma el autor introduce un nuevo concepto, el de tecnología social o ingeniería social fragmentaria. Según las palabras del propio autor: 

“…usaré la expresión de ‘ingeniería social fragmentaria’ para describir las aplicaciones prácticas de los resultados de la tecnología fragmentaria.” [POPPER, Karl, Op. Cit.,  p. 78]

Es aquí que, en última instancia, lo que importa a la ingeniería social fragmentaria es la solución práctica de un problema social determinado. Por tanto, la tarea del ingeniero social fragmentario será la de proyectar instituciones sociales y reconstruir y manejar aquellas ya existentes. [Cf. POPPER, Karl, Op. Cit.,  p. 79] Ahora bien, encontramos como opuesta a la ingeniería social fragmentaria, la ingeniería social utópica, de la cual diremos solamente que, según el autor, es incompatible con una actitud verdaderamente científica. 

Ahora bien, con el concepto de ingeniería social fragmentaria, Popper busca oponerse críticamente al historicismo ya que este se identifica con las ideas de la ingeniería social utópica. 

“…los holistas [utópicos] no solo se proponen estudiar la totalidad de nuestra sociedad por un método imposible, se proponen también controlar y reconstruir nuestra sociedad ‘como un todo’.” [POPPER, Karl, Op. Cit.,  p. 93]

Luego hace una crítica a la ley de la evolución teniendo en cuenta el traslado o trasposición de dicha ley al ámbito de los estudios sociales. De aquí surgirá la ley del movimiento de la sociedad en orden al progreso de la misma. Sin embargo, la esperanza de que encontremos una ley que permita comprender el proceso por el cual la sociedad va cambiando, no es más que el resultado de un malentendido, y esto debido a que en la sociedad no hay movimiento alguno semejante al de los cuerpos físicos. Por tanto no puede haber tal o tales leyes en la sociedad. 

Finalmente el autor realiza luego una distinción entre leyes y tendencias y los problemas que surgen de la confusión de ambas. La ley es algo estático que establece o es establecida por una regularidad. De esta manera algo que siempre sucedió de determinada forma, como la caída de los cuerpos físicos, seguirá sucediendo de la misma manera. Por otro lado, la tendencia es una orientación, una posibilidad. Lo cual no implica que ocurra aquello que ha sido previsto. 

Es por esto que Popper prefiere hablar de tendencias y no de leyes en el ámbito de las Ciencias Sociales a diferencia del historicismo que usa el término ley para explicar los movimientos de la sociedad.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buen articulo explica de forma clara cual era la postura de popper acerca del historicismo.
Monica.

Anónimo dijo...

esta bien me gusta pero le falta muchas cosas.

Armando dijo...

Totalmente de acuerdo. Es imposible condensar el pensamiento de un autor en tan pocos párrafos. Por eso son importantes los comentarios, para ampliar y discutir las entradas. Gracias por su lectura y aportes. Saludos.

Anónimo dijo...

Gracias x el aporte! Popper en esencia puede ser sencillo pero leerlo a veces puede resultar un poco confuso, buen post!

Anónimo dijo...

Desde ya el agradecimiento por el aporte, un autor como Popper es sin duda un de los grandes, tenemos que tener bastante sutileza para poder enterder de lleno pero lo importante es pretender llenar espectativas, gracias por el breve analisis que se reaizo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el aporte!!

AndCellist dijo...

¡Gracias por la entrada, me ha sido de bastante utilidad para comprender la esencial de este texto!

El juego de filosofar dijo...

Gracias a vos, AndCellist, por tu lectura y comentario.

Anónimo dijo...

Un resumen tremendamente pobre e irregular que trata con bastante profundidad algunas partes del libro y en cambio otras como por ejemplo las doctrinas naturalistas del historicismo, que constituyen nada menos que una de las cuatro partes del libro, ni siquiera las menciona

Publicar un comentario

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina