Superamos las 288.000 visitas!!! Gracias por estar... Visita, suscríbete, comenta, recomienda y regresa a: El Juego de Filosofar / / / No olvides que cada click en la publicidad ayuda a mantener este sitio para vos.

domingo, 28 de febrero de 2010

Legion (2009). Entre la libertad y el destino.

En un escenario apocalíptico, una joven perdida en el medio de la nada está a punto de dar a luz a la esperanza de la humanidad. Su vida y sobre todo la del bebé corren peligro porque Dios, cansado de la humanidad ha decidido exterminarla. Para esto envía ángeles que posean los cuerpos de los hombres como si fueran envases y busquen y asesinen al bebé por llegar.

Filosóficamente hablando descubro una serie de cuestiones a ser analizadas. En primer lugar, algo muy criticable desde la lógica divina, exceptuando las opiniones de Guillermo de Ockham, sería el cambio o contradicción de Dios de tener en un principio, fruto de su decisión, al hombre como objeto de su amor, para luego cansarse de dicha creatura y desear exterminarla. En principio, lo que Dios dice es lo que es y no podría contradecirse. Pero la película plantea un cambio en el humor y la voluntad de Dios.

En segundo lugar, algo bastante insólito. Un ángel, y no cualquier ángel sino el arcángel Miguel, jefe de los ejércitos celestiales, se rebela ante las órdenes de Dios desobedeciéndolo. El planteo de la película es que...

sábado, 27 de febrero de 2010

Algunas reflexiones en torno a la "Libertad" y a la "Igualdad".


Existen dos problemas fundamentales para comprender, a mi criterio, varias cuestiones contemporáneas. Estos son el problema de la libertad y el de la igualdad. La libertad es considerada hoy en día como "vale todo". Según esto el hombre es libre para hacer lo que le parezca, lo que le venga en gana, simple y llanamente. Para esta libertad no hay límite ni oposición que valga. De hecho, todo límite será considerado entonces como una represión, como un acto de violación de este derecho inalienable. Ahora bien, esta cuestión de la libertad se encuentra estrechamente asociada al tema de la igualdad.

Así como la libertad se encuentra sobrevaluada, o mal entendida, de la misma manera se considera a la igualdad como algo más allá de toda diferencia. No queremos decir con esto que la libertad y la igualdad no tengan valor, sino todo lo contrario. Ambas, correctamente comprendidas tienen valor por sí mismas.

Pareciera ser que todos somos iguales y de fondo estuviera operando el principio de identidad. Todos somos iguales, pero, ¿en qué consiste esta igualdad? He aquí el quid de la cuestión. Si ligeramente...

jueves, 25 de febrero de 2010

Retractarse o fotografiarse, esa es la cuestión.


Una profesora, en un examen de historia del secundario, le preguntó a un alumno:
-A ver... Digame... ¿Porqué la Iglesia católica excomulgó a Martín Lutero?
El alumno, luego de pensar un rato respondió seguro:
-¡Porque no quiso fotografiarse con el Papa!
-¡¿Cómo?! -casi rugió la profesora. Entonces agregó el alumno:
-¡Sí! Por que no quiso fotografiarse con el Papa. Eso dice el libro.
-¡¿Dónde dice eso?! -preguntó la profesora. Por lo cual el alumno buscó el libro y, señalando el pie de una foto, con un aire de triunfo le dijo a la profesora:
-¿Ve? acá está.
La profesora tomando el libro leyó: "Martín Lutero fue excomulgado por no querer retractarse con el Papa".
-¡Pero aquí dice "retractarse"! -exclamó la profesora a lo que el alumno contestó:
-Bueno... retratactarse, fotografiarse... es lo mismo...



La lectura de esto seguramente suscita una risa instantánea. La cuestión es que esto no es ficción. Es realidad. Esto sucedió en una mesa de examen real. Puede parecer trillado lo que voy a decir, pero es objetivamente observable la pobreza linguística y conceptual de nuestros adolescentes. Han perdido todo contacto con textos correctamente construidos limitándose a pequeños textos mal escritos y con un vocabulario básico. Podríamos estar un largo rato enumerando las posibles causas de esta realidad.

Las consecuencias por otro lado son más claras. Quizás la más importante es la imposibilidad de comunicarse. De expresar lo que sienten, lo que les pasa y lo que piensan. Esto genera una gran frustración que los...

martes, 23 de febrero de 2010

Hiperespecialización e/o ignorancia?



¿Alguna vez se han preguntado por qué en la antigüedad había hombres que poseían la totalidad del saber de su época? Es verdad que lo que desconocían superaba ampliamente lo que sabían. De todas maneras eran llamados “sabios”. ¿Es posible llamar sabio a alguien en nuestro tiempo? ¡¿Qué difícil pregunta, no?! La cuestión radica en que el saber, o el corpus teórico de la antigüedad, aunque no nos tenemos que ir tan lejos en el tiempo, era bastante acotado en comparación con la desproporcionada cantidad de conocimientos de hoy en día.

En la antigüedad, y hasta finales de la edad media, era posible dar a ciertos individuos el mote de "sabios" porque poseían ciertos conocimientos generales de las cosas. Por lo tanto el filósofo era a la vez poeta, físico, matemático, astrónomo, químico, ingeniero, etc. Pensemos por ejemplo en Da Vinci a quien le caben muchos de estos títulos.
Era más "fácil" ser sabio en esas épocas pasadas que en la actualidad.

Hoy hablamos de especialización. Lo escuchamos cuando un padre le dice a su hijo "...te tenés que especializar en algo, sino no vas a ser nadie...", o cuando leemos un aviso "...congreso de especialistas...", o cuando vamos a visitar al médico, que ya no es aquel que, después que nos ha examinado nos dice que tenemos, sino que es aquel que nos deriva a uno o varios especialistas, por último, aunque podríamos seguir con la lista, en nuestro mismo sistema educativo (Argentino) el último ciclo del nivel medio (secundaria) se denomina, por ahora, ciclo de especialización.

La misma sociedad nos demanda la especialización. Debemos ser especialistas en algo porque... y aquí empezamos. Podemos pensar en dos argumentos, uno simple y otro, si se quiere, más "conspirativo". Por un lado, es imposible que...

lunes, 22 de febrero de 2010

Humor filosófico I


Dijo Ludwig Wittgenstein, “Podría escribirse una obra filosófica buena y seria, compuesta enteramente de chistes.” Acá van algunos que he encontrado en la red. Espero que los disfruten:

Leyes filosóficas
Primera ley de la filosofía: Por cada filósofo, existe otro filósofo igual y opuesto. Segunda ley de la filosofía: Ambos están equivocados. Corolario: Una gran verdad es una verdad cuyo opuesto es también una gran verdad.

Marx en el infierno
Se muere Marx y se va al infierno. A los tres dias sube el demonio a ver a San Pedro. -Hola, ¡qué mala cara traes! -No me hables, que me han mandado a un tal Marx, y ya no hay quien haga nada en el infierno. El desgraciado ha montado una revolución, con manifestaciones, huelgas... para que te voy a contar. -Oye, pues mándamelo para aca unas semanas, a ver si se calman las cosas ahí abajo. -Pedro, me has salvado la vida. Esta tarde te lo mando. A las 3 semanas vuelve a subir Lucifer. -¿Cómo les va con el Marx ese que les mandé? -Ah, perfecto, se ha integrado aquí como nadie. Ha hecho amigos con los ángeles, con los santos... El demonio, sorprendido dice: -Pero... pero... ¿y qué dice Cristo a todo esto? -Uy! Cristo y Marx son íntimos, como uña y carne, siempre juntos discutiendo problemas filosóficos... El demonio no da crédito a lo que oye, y pregunta: -Pero bueno, ¿y Dios qué dice a todo esto? -¿Dios...? ¿Dios...? ¡Pero si Dios no existe!!

Un profesor de física
Un profesor de física presentó un presupuesto millonario para la realización de un experimento, a lo que el decano le respondió: "Otro experimento... ¿es que no pueden...

domingo, 21 de febrero de 2010

Todo tiempo pasado... fue mejor?



La cuestión del tiempo es bastante relativa. Podemos considerar el tiempo compuesto por pasado, presente y futuro. Ahora bien, esta es una división bastante discutible, ya que podríamos decir que es simplemente una apreciación subjetiva del tiempo. El pasado ya no existe en el momento que es pasado. Fue pero ya no es. El futuro tampoco existe porque todavía no es, no ha sucedido. Lo único que queda es el presente. Mas el presente es un instante fugaz, inasible.

Este dilema sobre el tiempo ha desvelado a los filósofos y científicos durante siglos. No será en este blog donde nosotros lo resolveremos. Ahora, volviendo al tema de si todo tiempo pasado fue mejor, nos tenemos que preguntar, ¿Qué es el pasado? El pasado no es, fue y por lo tanto no existe. Pero vale hacer una salvedad. El pasado solo existe, y por eso podemos hablar y escribir sobre él, en la mente de los hombres, en su memoria, en forma de recuerdos.

Con lo cual ya tenemos prácticamente zanjado el asunto. El pasado, como recuerdo, pasa por el filtro del sujeto que lo recuerda, eliminado quizás lo malo y dejando...

sábado, 20 de febrero de 2010

Identidad, principio y fin


Desde chicos nos han enseñado que todo es, o blanco o negro. Es muy difícil para algunos apreciar los grises. Esto puede sonar poético y hasta ingenuo pero tiene consecuencias bastante importantes y a veces nefastas en nuestro mundo. Pero no siempre fue así. Esta dualidad ha sido acentuada por un principio lógico fundamental: el principio de identidad. A es igual a A. Por lo tanto A excluye a B. A es blanco y B es negro.

Ahora bien, si somos A, B es diferente de nosotros y por lo tanto queda excluido. Así de simple. Por medio de este razonamiento podríamos explicar muchos de los hechos de intolerancia y discriminación de los que la humanidad ha sido testigo particularmente en el último siglo.

Todo lo que no sea idéntico al sujeto que detenta un poder puede ser absorbido o eliminado por dicho sujeto. Esta es la lógica hobbesiana. Por la astucia o por la fuerza.
El principio de identidad inunda nuestra realidad. Desde la propia constitución de nuestra persona, determinando quienes somos, proceso mediante el cual nos "diferenciamos" de los demás, hasta la manera en cómo se desarrolla el mundo. La identidad se ha vuelto en principio y fin de nuestra sociedad. Sería interesante poder descubrir porqué el hombre moderno, porque somos hijos de la modernidad, asumió con tanta fuerza este principio. Qué beneficio buscaba al "reducir" la realidad mediante el principio de identidad.

Pensemos en Descartes, por ejemplo, en el que todo se reduce a Pensamiento, en otras palabras al pensamiento del sujeto que piensa. La realidad sería entonces el pensamiento de Descartes, es decir, sería...

viernes, 19 de febrero de 2010

En el principio...

He decidido crear un espacio de reflexión que permita, en primer lugar, y fundamentalmente, jugar con la filosofía, jugar a filosofar. Disfrutar de la filosofía, no como algo tedioso y académico, sino como algo placentero y provechoso. Y en segundo lugar, explorar las posibilidades que el juego permite en la búsqueda y construcción del conocimiento. Soy conciente de las dificultades que esto implica. Toda búsqueda supone un esfuerzo a la vez que acarrea un beneficio. En fin, en el principio... hay nada y todo se encuentra como pura posibilidad. En el final ya estará todo acabado, y lo interesante del juego es justamente jugar. Es por esto que lo importante no lo encontraremos ni en el principio ni en el final sino en el desafío del proceso.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina