Superamos las 288.000 visitas!!! Gracias por estar... Visita, suscríbete, comenta, recomienda y regresa a: El Juego de Filosofar / / / No olvides que cada click en la publicidad ayuda a mantener este sitio para vos.

martes, 22 de febrero de 2011

Immanuel Kant (1724-1804) El idealismo trascendental (Primera parte)

Filósofo idealista alemán, nacido y fallecido en la ciudad de Königsberg. De corte netamente racionalista en sus años jóvenes, a la edad de 46 años y luego de la lectura de Hume, filósofo empirista cuyo pensamiento desemboca en un escepticismo, se despertó del “sueño dogmático” fundando el Criticismo. Kant es esencial a la hora de pensar los fundamentos de la ciencia moderna y sus condiciones de posibilidad. Entre sus obras más importantes podemos nombrar: “Crítica de la Razón Pura”, “Crítica de la Razón Práctica”, “Crítica del Juicio”, “Metafísica de las Costumbres”, “¿Qué es la Ilustración?”, y “La Paz Perpetua” entre otras.  

Luego de haberse despertado del sueño dogmático gracias a la lectura de las obras de Hume, Kant buscará fundamentar el funcionamiento, y en última instancia la posibilidad de la ciencia y del conocimiento. Para esto hablará de trascendentales. En el léxico kantiano un trascendental es la condición de posibilidad del conocimiento. 

Fruto de estas reflexiones surgirá su obra más importante, a saber, la Crítica de la Razón Pura. Para Kant “crítica” significa someter la razón a su propio tribunal para, de esta manera, juzgar las condiciones de posibilidad de dicha razón en cuanto a la producción de conocimiento. La razón se cuestionará formulando las siguientes preguntas: ¿Qué puedo conocer? ¿Qué debo hacer? ¿Qué me está permitido esperar? ¿Qué es el hombre? Todas estas preguntas apuntan a los límites, alcances y posibilidades de la misma razón.

Decíamos entonces que en la Crítica de la Razón Pura este autor explica la estructura del Sujeto Trascendental, en otras palabras, el hombre y aquella estructura interna que le permite conocer; y el proceso de conocimiento. 

La Crítica de la Razón Pura está dividida en tres partes: en primer lugar, la Estética Trascendental, correspondiente a la sensibilidad del sujeto cognoscente, allí Kant desarrolla las formas puras de la sensibilidad, a saber, espacio y tiempo, que constituirán los fenómenos. En segundo lugar, la Analítica Trascendental, correspondiente al entendimiento, en el cual el autor ubica...

sábado, 19 de febrero de 2011

Un año jugando a filosofar juntos


Hace exactamente un año que abrí este espacio con el objeto de reflexionar, de manera sencilla, algunos temas de la filosofía que muchas veces asustan al común de la gente por su complejidad o simplemente por prejuicios. 

En este primer año he publicado 65 entradas de temas diversos como “Historia de la filosofía”, “Humor filosófico”, “Películas y filosofía”; “Reflexiones filosóficas” y “Reflexiones generales”. Gracias a tu lectura y participación el blog ha recibido más de 60 comentarios valiosos que, sin lugar a dudas, han aportado muy buenas opiniones y sugerencias, como así también un valor agregado a este espacio de reflexión. 

A modo de balance numérico El juego de filosofar ha tenido, en su primer año de vida, 14.952 visitas de 65 países alrededor del mundo. El sitio ha ido creciendo lentamente hasta ser lo que es hoy. Falta mucho todavía para seguir creciendo, y eso sería imposible sin tu participación. Por todo esto, y por este año compartido, ¡¡¡Gracias!!! Sigamos jugando a filosofar y filosofemos jugando. 

martes, 8 de febrero de 2011

Megamente (2010) La identidad y el mal necesario

Narra la típica relación entre el bien y el mal, aunque con algunas licencias. Podemos encontrar al típico superhéroe representado por Metroman, y al villano caracterizado por Megamente. En síntesis, y sin entrar en muchos detalles, la película trata de los avatares y luchas entre estos dos personajes hasta que Megamente elimina accidentalmente a Metroman. Frente a la desazón por la pérdida de su oponente Megamente decide producir un nuevo héroe que le haga frente.

Obsérvense las siguientes cuestiones que se pueden desprender de esta película.  En primer lugar, la construcción de la identidad propia y ajena a través de las relaciones con los demás. Metroman es el héroe en contraposición a Megamente, y este se convierte en villano en oposición a Metroman, como resultado de su búsqueda de un lugar en el mundo, su lugar y la aceptación de los otros. A su vez, ambos construyen sus respectivas identidades a partir de los refuerzos, positivos o negativos, que reciben de los demás.

En segundo lugar, se trata el tema del mal. El villano, ¿es natural y necesariamente villano? En otras palabras, ¿está destinado a ser malo? La película hace una apuesta muy interesante en favor de la libertad en contraposición a la necesidad. La misma frase de promoción que han utilizado lo expresa: “Las películas de superhéroes no volverán a ser lo mismo”. No todo es lo que parece y no todo está tan definido. El concepto de necesidad se desdibuja y el de mal queda sujeto no ya a algo sobrenatural, eterno y necesario, sino a las decisiones que el individuo va tomando en su proceso de autoidentificación. Megamente se cuestionará su maldad y dudará de ella. Lo malo no es tan malo así como lo bueno no es tan bueno. En síntesis, son cuestionados los absolutos.

En fin, espero que la disfruten, y ya que estamos, los motive a reflexionar.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina